Cargando...
Ayuda
Crear Newsletter
ADN
Síntesis
Descargar artículo Enviar artículo Buscar en artículo Imprimir artículo

02/08/2017

Nulidad de clausula incluida en contrato tipo

Sin novedad asociada.

Se presenta demanda de conflicto colectivo solicitando que se declare la  nulidad de pleno derecho de la práctica empresarial consistente en incorporar a los contratos de trabajo una cláusula en la que se establece que el trabajador consiente expresamente a la cesión de su imagen, tomada mediante cámara web o cualquier otro medio, con  el fin de desarrollar una actividad propia de telemarketing y cumplir con los requerimientos del contrato mercantil del cliente. La representación sindical solicita se excluya esta clausula de los contratos de trabajo, al considerar que es abusiva y atenta contra un derecho fundamental. Aunque la empresa cuenta con un total de 6. 000 trabajadores, el servicio de video llamada únicamente lo desarrollan 15 trabajadores.

La empresa, incluida en el sector del "contac center", considera que la inclusión de esta clausula es una práctica adecuada cuya finalidad es la satisfacción de los servicios de sus clientes, y que si estos requieren servicios de video llamada la única opción es la cesión de imágenes de los trabajadores afectados, siendo ésta la razón por la que se pacta en los contratos de trabajo. Asimismo, considera que esta clausula constituye una garantía para los trabajadores  porque su ejecución se comunica a su reperesentación legal.

Por tanto, la cuestión a debatir consiste en determinar la inclusión de una clausula tipo de cesión de imagen en los contratos de trabajo  es lícita, o si por el contrario se trata de una clausula nula.

La AN considera que es legítimo que la empresa exija a sus trabajadores la realización de servicios de video llamada, cuando el servicio pactado con el cliente lo requiere. No obstante, también considera que esto no exime de la obligación de solicitar el consentimiento expreso de cada uno de los trabajadores afectados, mas aún cuando este servicio tiene carácter minoritario dentro la empresa, por lo que no es imprescindible para el cumplimiento del objeto del contrato.

Respecto de la posibilidad de recabar este consentimiento mediante una cláusula tipo impuesta al comenzar la relación laboral, la AN, en aplicación de la jurisprudencia del Tribunal Supremo (TS 21-09-2015, EDJ 177359) declara que cuando la empresa destine a sus trabajadores a la realización de servicios de video llamada, por requerirlo un contrato mercantil celebrado con un cliente, el consentimiento del trabajador debe ser solicitado de forma expresa en ese momento, y debe ajustarse de manera precisa y clara a los requerimientos de cada contrato, sin que sea válido el consentimiento prestado de forma genérica de dejaría sin contenido real el derecho a la propia imagen de los trabajadores

Asimismo, considera que prestar el consentimiento mediante clausulas tipo de contenido genérico​​ al inicio de la relación laboral no garantiza que no existan vicios en ​su producción, ya en este momento de la relación laboral los trabajadores están en una manifiesta situación de desigualdad con sus empleadores, sin que ese desequilibrio se subsane, porque la empresa comunique los contratos mercantiles a la representación de las trabajadores, puesto que el consentimiento ya se ha prestado.

Por ello, se estima la demanda de conflicto colectivo declarando la nulidad de la práctica empresarial discutida.​