Cargando...
Ayuda
Crear Newsletter
ADN
Síntesis
Descargar artículo Enviar artículo Buscar en artículo Imprimir artículo

31/05/2019

Transmisión de la vivienda recibida como fiducia

Sin novedad asociada.

Una mujer, mayor de 65 años, propietaria del 50% de una vivienda y heredera fiduciaria del otro 50% desde el fallecimiento de su marido, procede a venderla. Tras la operación, y con lo que ha obtenido en ella, liquida la parte que les corresponde a los herederos fideicomisarios. Ante la duda de cómo tributa en IRPF, plantea una consulta a la DGT que establece:

- El fiduciario adquiere la herencia o el legado, es decir, adquiere la propiedad de los bienes y derechos que constituyen tal herencia o legado, siendo este quien transmite los bienes fideicomisos (L Cataluña 10/2008 art.426-1).

- La transmisión de la vivienda ha generado una ganancia o pérdida patrimonial en el patrimonio de la vendedora. Sin embargo, la LIRPF establece la exención de las ganancias patrimoniales puestas de manifiesto con ocasión de la transmisión de su vivienda habitual por, entre otras personas, las mayores de 65 años (LIRPF art.33.4.b).

Para que la vivienda transmitida tenga la consideración de habitual, es necesario que constituya la residencia habitual del contribuyente durante un plazo continuado de, al menos, tres años. Sin embargo, hay una serie de circunstancias que, aunque no llegue a transcurrir dicho período, no le hacen perder tal condición, como el fallecimiento o el cambio forzoso de domicilio por ciertas causas. Asimismo, debe ser habitada de manera efectiva y con carácter permanente por el propio contribuyente en un plazo de doce meses, desde su adquisición o terminación de las obras (LIRPF disp.adic.23ª; RIRPF art.41 bis).

Por otra parte, a los únicos efectos de la aplicación de la exención citada, se entiende que el contribuyente está transmitiendo su vivienda habitual cuando dicha vivienda tenga tal condición en el momento de la transmisión o hubiera constituido su vivienda habitual hasta cualquier día dentro de los dos años anteriores a su transmisión (RIRPF art.41 bis.3).

En consecuencia, si la vivienda transmitida tiene esta consideración, y dado que la mujer tiene más de 65 años, se puede exonerar de gravamen la ganancia patrimonial obtenida con la operación.

​- Por último, indica que no está sujeta al IRPF la renta que se encuentre sujeta al ISD, por lo que la liquidación efectuada por la mujer a los herederos fideicomisarios, dado que constituye una operación vinculada con la partición de herencia, no genera renta sujeta al IRPF.